Seguidores ♥

viernes, 19 de noviembre de 2010

Aprendí que para mi la rutina no es monotonía.

"Vivo en un mundo donde la libertad tiene precio, procura que tus palabras sean mejores que el silencio.
Cuando mi alma está negra y nada me alegra tía, no hay lágrima en mis ojos pero lloro todos los días.
Mi canto es de dolor como el de un pájaro enjaulado, apenas distingo el olor desde aquí al parque de al lado.
Era más feliz cuando era un niño ignorante, ya, bueno, como todos, pero ya no todo es como antes.
Sé que mi defecto es pasajero, pero también sé que no vivir para siempre representa al mundo entero"

No hay comentarios: